¿Otra demanda para Microsoft?

El gigante del software podría verse nuevamente mezclado en una demanda antimonopolio en la Unión Europea, debido a la nueva incorporación de aplicaciones comerciales en la nueva versión de su reconocida suite Office.

Microsoft ha dado un nuevo paso en busca de mejorar los ofrecimientos de su paquete de ofimática, y le ha incorporado a la nueva versión una visión altamente empresarial y comercial, estructurando una aplicación para pequeñas y medianas empresas, que admite la gestión de ventas, pedidos, etc., para una empresa con un máximo de 25 empleados.

Sage, el fabricante británico de software, pretende poner en conocimiento del cuerpo ejecutivo de la Unión Europea sus discrepancias respecto a la incorporación de este nuevo software comercial que Microsoft añadirá a su Suite, en el caso de que la Comisión no estudie el caso por voluntad propia.

Ralph Charlton, portavoz de esa compañía, ha indicado que Sage estaría “muy sorprendida” si la Comisión decidiese no investigar la nueva incorporación del Software Small Business Acounting de gestión financiera que Microsoft tiene previsto incluir en el paquete de Office para finales de año.

Si bien el cuerpo regulador de la Unión Europea está al tanto del asunto, no ha recibido ninguna queja del mercado de software de contabilidad para negocios y Sage aún no pretende presentar ninguna queja o demanda ante la Comisión.

La problemática se presenta ante la posibilidad de que el nuevo anexo al Office se presente como un nuevo esfuerzo de Microsoft para alzar su liderazgo en el mercado e intente anular las aplicaciones de otros fabricantes de software de este rubro.

Así mismo, Microsoft ha aclarado que Office for Small Business Management, es solo una más de las versiones que estarán disponibles de su Suite Office.



Nombre:

Email:

Comentario: